Intentos de adivinar la noche | Marcia Batista Ramos

LOS POEMAS DE ALEJANDRA

En memoria de Alejandra Pizarnik


El tiempo se acumuló desde la infancia triste hasta lo que quedaba de los días.
Los miles de pedacitos que poblaban sus días y noches,
tenían nombre y apellido,
se llamaban tristeza y miedo.
Pudo verlos frente a frente en la habitación cuando estaba sola.
Escurrieron del techo por las paredes
y fueron todos hacia ella como hormigas disciplinadas.
(Hasta fue enternecedor su paso lento).
Cuando le alcanzaban, hacían temblar su pequeño cuerpo,
erizaba su pelo corto y abría más sus ojos alucinados.
Entonces ella buscaba la forma de escapar…
Y medio paralizada, sintiendo que ya no podía más;
y consciente de que el dolor consumía lo que le restaba de cordura: ella escribía un poema.
Tal vez, para salvarse.


REMINICENCIAS

No comas frutas verdes, te va a doler la barriga. No pruebes frutos que no conoces, pueden ser venenosos…
Colosales locuacidades.
Repiqueteante austeridad.
Profunda y sistemática incomodidad, poblando los días grises de la niña y de las futuras generaciones.
Por los siglos de los siglos…


ORACIÓN EN MEDIO DE LA GUERRA

Señor, en estos años de guerra he guardado sonrisas
para usarlas en los días de fiesta.
Fiestas sencillas:
comer a la mesa con mis hermanos;
saludar a mis vecinos;
sentarme en el parque a leer un libro en la calma de la tarde
y sonreír al niño que pasa…
Señor, en estos años de guerra todo ha cambiado.
Las canciones piadosas fueron silenciadas.
Los hermanos se convirtieron en mártires,
que ya no comerán en la mesa del domingo.
Ya no me abrazarán, ya no volverán a sonreír
Y no cantaran las canciones de nuestro tiempo.
Señor, en estos años de guerra,
Los vecinos apoyaron las paredes del edificio
Con sus manos, sus hombros, sus pies, su espalda…
Señor, los vecinos, se quedaron a vivir bajo los escombros.
Llegó la pala y se llevó a los vecinos.
Los bombardeos pulverizaron el parque
y el niño que pasaba…
Señor, en estos años de guerra he guardado sonrisas,
para usarlas en los días de fiesta.
Te pido perdón Señor, porque ahora,
Usaré mis sonrisas para iluminar
el cadáver de cada enemigo.


ESQUINA

Un millón de transeúntes al día
Para cada uno (una locura)
Por cada locura (una angustia)

Un millón de olores
Por cada olor (un miedo)

Un millón de sonidos
En su único poste (silencio)

Un millón de dolores
Procesiones humanas
(Sin nombre)
(Sin sexo).


LA CIUDAD

La ciudad es un espacio de la memoria
Donde los padres y abuelos viven en casas de barrio
Maestros y taxistas (trabajan)
Mientras los demás (curiosean)

La ciudad es un espacio profano
Tiene un centro antiguo
Donde las chicas (ahora) muertas
Caminaron como hienas en la jaula (sonriendo)
La ciudad es un espacio sagrado
Tiene iglesias y catedrales
Ángeles en las plazas
Y niños (muertos)
Que ya no regresan

La ciudad es un espacio de inmolación
Los automóviles
Los camiones
Las motocicletas
Los ladrones
Y las drogas

La ciudad es un espacio contradictorio
Bocinas y sirenas
Silencio aturdido

Selva con lobos
Heredad de sacrificios
Intentos de adivinar la noche
Insectos venenosos
Bonitos edificios
Flores heridas
Montañas de anhelo

La ciudad es un campo de batalla


MARCIA BATISTA RAMOS. (Brasil) Licenciada en Filosofía-UFSM. Gestora cultural, escritora, poeta y crítica literaria. Editora en Conexión Norte Sur Magazzín, España; columnista en Inmediaciones, Bolivia; periodismo binacional Exilio y Consultario, México; COINCIDIR, Chile; revista Madeinleon Magazine, España, El Mono Gramático; Uruguay y revista Barbante; Brasil. Publicó diversos libros y antologías, asimismo, figura en varias antologías con ensayo, poesía y cuento. Es colaboradora ocasional en revistas internacionales en más de 30 países. Editora adjunta de la Edición Internacional de Literatura China de Hubei, China. Embajadora de la revista NAMASTE, India.


Cortesía de la autora

Un comentario sobre “Intentos de adivinar la noche | Marcia Batista Ramos

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: